98b58eca6d1adcf216af4527263882c1

Santa María Reina

«Ocho días después de la solemnidad de su Asunción al cielo, la liturgia nos invita a venerar a la santísima Virgen María con el título de “Reina”.

La pequeña y sencilla muchacha de Nazaret se ha convertido en la Reina del mundo. Esta es una de las maravillas que revelan el corazón de Dios. Naturalmente la realeza de María depende totalmente de la de Cristo: Él es el Señor, a quien, después de la humillación de la muerte en la Cruz, el Padre ha exaltado por encima de toda criatura en los cielos, en la tierra y en los abismos. Por un designio de la gracia, la Madre Inmaculada ha sido plenamente asociada al misterio del Hijo: a su Encarnación; a su vida terrena, primero oculta en Nazaret y después manifestada en el ministerio mesiánico; a su Pasión y Muerte; y por último a la gloria de la Resurrección y Ascensión al cielo» (Benedicto XVI).

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: