adviento

Oración para encender la segunda vela de nuestra Corona

+ En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo

Pueden iniciar cantando un villancico

El papá u otro miembro de la familia dice:

Jesús viene a nosotros en Navidad. Hoy se nos invita a preparar nuestros corazones para recibir el Evangelio, la Buena Noticia en nuestras vidas. Tomemos consciencia de todas las bendiciones que recibimos cotidianamente y de las diversas formas en las que se nos manifiesta el amor de Dios.

Un miembro de la familia enciende la segunda vela de la corona, y el papá dice la aclamación:

Aclamación: ¡Ven, Señor, no tardes!

Todos: ¡Ven, ven, que te esperamos!

En seguida otro miembro de la familia lee este pasaje del Evangelio

Lectura del Evangelio según San Marcos:

Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: “Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos”». Apareció Juan el Bautista en el desierto, predicando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo los he bautizado a ustedes con agua, pero Él los bautizará con Espíritu Santo».

Reflexión: La familia hace un momento de silencio para meditar en la Palabra de Dios. Si lo consideran oportuno, pueden compartir sus reflexiones. Puedes encontrar aquí una meditación sobre el Evangelio del segundo Domingo de Adviento.

Todo juntos rezan:

Ayúdanos, Señor, a allanar los senderos de nuestros corazón y a preparar el camino para recibirte con fe y amor. Escucha nuestras peticiones y concédenos lo que te pedimos:

Se reparten las intenciones entre los miembros de la familia:

  1. Por todos nosotros, para que vivamos en paz y armonía y sepamos hacer que Jesús sea el centro de nuestro hogar.
  2. Por todos nuestros familiares y amigos, para que este tiempo de preparación para la Navidad esté lleno de bendiciones.
  3. Por todos aquellos que más necesitan de nuestras oraciones: los enfermos, las personas que están solas o sufren aflicción, los más pobres, para que la luz de la esperanza ilumine sus vidas y seamos solidarios con sus necesidades.

Se añaden las intenciones de la familia. El papá u otro miembro de la familia dice:

Jesús, Hijo de Dios, que viniste al mundo para salvarnos y bautizarnos con el Espíritu Santo, Tú eres la Buena Noticia que queremos acoger en nuestras familias. Enciende la fe en nuestros corazones, alimenta nuestra esperanza y ayúdanos a vivir el amor.

La familia reza junta el Padrenuestro

Se puede terminar cantando un villancico u otra canción apropiada.

+ En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: