MIVIDAENXTO

Oración del sábado: “Digan sí cuando es sí, y no cuando es no”

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Oración Inicial

Señor Jesús, Tú que enseñaste con autoridad y sabiduría, ilumíname con tu Palabra de vida para que pueda ser cada día un mejor discípulo tuyo. Que en esta oración, encuentre el silencio en mi interior para escuchar tu voz, y así pueda seguirla con toda mi vida.

Acto penitencial

– (Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día).

Señor Bueno, Tú que no viniste a castigar a los hombres sino a reconciliarnos con tu amor, te pido que perdones mis faltas y pecados, y me ayudes a abrazarme a Ti y así luchar con perseverancia y fortaleza contra el pecado y la tentación. Gracias Señor por tu misericordia y por tu amor.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día: “Digan sí cuando es sí, y no cuando es no”( San Mateo 5,33-37)

Ustedes han oído lo que se dijo a sus antepasados: «No jurarás en falso, y cumplirás lo que has jurado al Señor.» Pero yo les digo: ¡No juren! No juren por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, que es la tarima de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del Gran Rey. Tampoco jures por tu propia cabeza, pues no puedes hacer blanco o negro ni uno solo de tus cabellos. Digan sí cuando es sí, y no cuando es no; cualquier otra cosa que se le añada, viene del demonio.

Lectura Espiritual breve

Reflexiona con estas palabras del Papa Francisco:

Queridos hermanos y hermanas, tenemos que dejarnos impregnar con la luz del Espíritu Santo, para que Él nos introduzca en la Verdad de Dios, que es el único Señor de nuestra vida. En este Año de la Fe, preguntémonos si en realidad hemos dado algunos pasos para conocer mejor a Cristo y las verdades de la fe, con la lectura y la meditación de las Escrituras, con el estudio del Catecismo, acercándonos con asiduidad a los sacramentos. Pero preguntémonos al mismo tiempo cuántos pasos estamos dando para que la fe dirija toda nuestra existencia. No se es cristiano “según el momento”, sólo algunas veces, en algunas circunstancias, en algunas ocasiones; ¡no, no se puede ser cristiano así! ¡Se es cristiano en todo momento! Totalmente. La verdad de Cristo, que el Espíritu Santo nos enseña y forma parte para siempre y totalmente de nuestra vida cotidiana. Invoquémosle con más frecuencia, para que nos guíe en el camino de los discípulos de Cristo. Invoquémosle todos los días, hagamos esta propuesta: cada día invoquemos al Espíritu Santo. ¿Lo harán? No oigo, eh, todos los días, eh! Y así el Espíritu nos llevará más cerca de Jesucristo.

Breve meditación personal

– (Haz silencio en tu interior y pregúntate):

1.- ¿Qué me dice el evangelio que he leído?

2.- ¿Cómo ilumina mi vida?

3.- ¿Qué tengo que cambiar para ser más como Jesús?

4.-¿Qué me falta para ser más como Él?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Maestro Bueno por esta oración. Tú conoces mi interior y sabes cuánto necesito de Ti. Te pido que me ayudes a ser coherente con la vivencia de mi fe, de modo que todos mis pensamientos, sentimientos y acciones reflejen lo que creo que lo más profundo de mi corazón: que Tú eres el Señor y sólo Tú tienes palabras que dan la vida eterna.

Amén

– (Si quieres, puedes hacer pedirle al Señor por tus intenciones.)

– Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

–  Termina esta oración rezándole a María.

Salve, Reina de los Cielos
y Señora de los ángeles;
salve raíz, salve puerta,
que dio paso a nuestra luz.

Alégrate, Virgen gloriosa,
entre todas la más bella;
salve, agraciada doncella,
ruega a Cristo por nosotros.

D: Que con el auxilio de tan dulce intercesora,

T: seamos siempre fieles en el terreno caminar. Amén

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: