Oración del miércoles: «Los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre»

Oración del miércoles

«Los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre»

2612 a 

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Oración inicial

Buen Jesús, yo creo que Tú eres el Señor de la vida. Yo creo que Tú has venido a reconciliar todas mis rupturas y que me amas hasta el extremo. Ayúdame para que mi pobre corazón se asemeje un poco más al tuyo, y que escuchando tu palabra, pueda amar como Tú mismo nos has enseñado.

 

Acto penitencial

– (Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día).

Te pido perdón Señor por todos mis pecados. Son tantas las veces que he fallado contra Ti que me da vergüenza mirar tu rostro. Veo tu corazón traspasado, y sé que han sido mis propios pecados los que te han llevado a la muerte en la cruz. Pero también sé que Tú has querido beber ese cáliz para reconciliarme y para obtenerme la felicidad eterna. Ayúdame Señor a no pecar más contra Ti, y también a amarte con todas mis fuerzas y con todo mi corazón.

 

Lectura Bíblica: Lc 21,12-19

«Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre, y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí. Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa, porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir. Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán. Serán odiados por todos a causa de mi Nombre. Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza. Gracias a la constancia salvarán sus vidas».

 

Lectura espiritual breve

Reflexionemos con estas palabras del Papa Francisco:

Para encontrar mártires no es necesario ir a las catacumbas o al Coliseo: actualmente los mártires están vivos en numerosos países. Los cristianos son perseguidos debido a la fe. En algunos países no pueden usar la cruz: son castigados si lo hacen. Hoy, en el siglo XXI, nuestra Iglesia es una Iglesia de mártires… De aquellos que como Pedro y Juan dicen: «No podemos callar lo que hemos visto y escuchado». Y esto nos da fuerza a nosotros que a veces, tenemos una fe un tanto débil. Nos da fuerza para afrontar la vida con esta fe que recibimos, esta fe que es el don que el Señor ofrece a todos los pueblos.

 

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Qué me dice el Evangelio que he leído?

2.- ¿Cómo ilumina mi vida?

3.- ¿Qué tengo que cambiar para ser más como Jesús?

4.- ¿Qué me falta para ser más como Él?

 

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Señor por tu inmenso amor. No es fácil seguirte y ser signo de contradicción. Ayúdame a vencer mis miedos. Fortalece mi opción por Ti y ayúdame a ser fiel. Tengo la plena certeza de que con tu gracia todo lo puedo. Amén.

(Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones).

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

 

Consagración a María

Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Madre del Amor Misericordioso, bien sabes que tu Hijo, desde lo alto de la Cruz, señaló el camino de la piadosa filiación como aquel que deberíamos recorrer. Te imploro me obtengas la gracia de acercarme a tu Inmaculado Corazón, desde mi propio corazón, para aprender a amarte y a honrarte con el amor que el Señor Jesús te tiene. Cuida que este hijo tuyo ingrese así en el proceso de amorización y vea algún día cumplida la gran esperanza de verse conformado con el Salvador. Amén.

 

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email