plantilla-mividaenxto

Oración del lunes: «¿El bautismo de Juan venía del cielo o de la tierra?»

plantilla-mividaenxto

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Oración inicial

Señor Jesús, espero con gozo y ansias tu venida en la Navidad. Te pido que en este momento de oración me acompañes con tu presencia y me ayudes a crecer en mi amor por Ti.

Acto penitencial

– (Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día).

Buen Jesús: sé que muchas veces le he dado la espalda a tu amor y he tomado opciones contrarias a lo que Tú quieres de mí. Te pido perdón, y te ruego que con tu fuerza sanes mi corazón y me ayudes a caminar siempre según tu Divino Plan para mí.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día: «¿El bautismo de Juan venía del cielo o de la tierra?» (Mt21,23-27)

Llegado al Templo, mientras enseñaba se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo diciendo: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Y quién te ha dado tal autoridad?» Jesús les respondió: «También yo os voy a preguntar una cosa; si me contestáis a ella, yo os diré a mi vez con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres?». Ellos discurrían entre sí: «Si decimos: «Del cielo», nos dirá: «Entonces ¿por qué no le creísteis?» Y si decimos: «De los hombres», tenemos miedo a la gente, pues todos tienen a Juan por profeta». Respondieron, pues, a Jesús: «No sabemos». Y Él les replicó asimismo: «Tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto».

Lectura espiritual breve

Lee estas palabras del Padre Sebastián Correa y reflexiona:

Para nosotros cristianos no es un misterio que la autoridad de Jesús proviene de su ser el Hijo de Dios. Los sumos sacerdotes y los ancianos de Israel no querían saber realmente la procedencia de la autoridad de Jesús, pues todo indica que lo que buscaban era ponerle una trampa para tener argumentos y así poder condenarlo. El cristiano se encuentra a menudo en situaciones similares donde es cuestionado por su fe y los interlocutores buscan ridiculizar o atacar simplemente a los seguidores de Cristo. Pero el testimonio del Señor enseña a no tener miedo, a dar razón de la Verdad con astucia y valentía. Eso debe llevarnos a formarnos en la fe y también a confiar en que cuando damos testimonio del Señor, es con su autoridad que buscamos transmitirlo a los demás, ya que por medio del Bautismo, fuimos realmente hechos hijos adoptivos de Dios.

Breve meditación personal

– (Haz silencio en tu interior y pregúntate:)

1.- ¿Me atrevo a dar testimonio del Señor en ambientes adversos? 

2.- ¿Hago esfuerzos por formarme en la fe? 

3.- ¿Qué puedo hacer para ser más coherente con lo que me está enseñando el Señor?

Acción de gracias y peticiones personales

Muchas gracias Jesús pues por medio de esta oración me permites acercarme a Ti y escuchar tu Palabra que con autoridad me invita a vivir en la verdad y en el amor. Te pido que me ayudes a estar siempre cerca de tu Sagrado Corazón.

Amén.

– (Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones).

 – Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

–  Termina esta oración rezándole a María:

¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,
yo me entrego del todo a Ti,
y en prueba de mi filial afecto,
te consagro en este día
mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón,
en una palabra, todo mi ser,
ya que soy todo tuyo,
¡oh Madre de bondad!,
guárdame y protégeme como hijo tuyo. Amén.

+  En el nombre del Padre y, del Hijo, y del Espíritu Santo: Amén.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: