Oración del jueves: «¿Quién es este del que oigo decir semejantes cosas?»

Oración del jueves

«¿Quién es este del que oigo decir semejantes cosas?»

JUAN BAUTISTA Y HERODES

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Oración inicial

Señor, ayúdame a hacer silencio en mi corazón para poder escucharte y acoger lo que me quieres decir. Que la vida de San Juan Bautista sea aliciente para cooperar con tu gracia y permitir que obres en mí el don de la conversión, de modo que pueda ser testimonio para el mundo.

 

Acto penitencial

– (Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día).

Gracias Señor por tu misericordia y tu amor. Perdóname por tantos momentos en que pierdo el sentido de mi vida y me quedo en ideales terrenos y pasajeros. Acógeme y sé mi esperanza en el caminar.

 

Lectura Bíblica: Lc 9,7-9

El tetrarca Herodes se enteró de todo lo que pasaba, y estaba muy desconcertado porque algunos decían: «Es Juan, que ha resucitado». Otros decían: «Es Elías, que se ha aparecido», y otros: «Es uno de los antiguos profetas que ha resucitado». Pero Herodes decía: «A Juan lo hice decapitar. Entonces, ¿quién es este del que oigo decir semejantes cosas?». Y trataba de verlo.

 

Lectura espiritual breve

Escuchemos lo que nos dice el Papa San Juan Pablo II:

El auténtico conocimiento de Dios, Dios de la misericordia y del amor benigno, es una constante e inagotable fuente de conversión, no solamente como momentáneo acto interior, sino también como disposición estable, como estado de ánimo. Quienes llegan a conocer de este modo a Dios, quienes lo “ven” así, no pueden vivir sino convirtiéndose sin cesar a Él.

 

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Qué me dice el Evangelio que he leído?

2.- ¿Cómo ilumina mi vida?

3.- ¿Qué tengo que cambiar para ser más como Jesús?

4.- ¿Qué me falta para ser más como Él?

 

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Buen Jesús, por renovarme en mi esfuerzo por alcanzar contigo la santidad. Que a ejemplo de San Juan Bautista, otros puedan cuestionarse con mi opción por seguirte y se descubran alentados a acoger tu llamado. Ayúdame Señor a ser coherente para que pueda transmitirte auténticamente. Amén.

(Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones).

Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

 

Consagración a María

Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Hay tanto que hacer y cada quien tiene su propia tarea en la gesta de nuestro tiempo. Madre Santísima, intercede para que yo reciba la fuerza y el aliciente para cooperar con la gran tarea de cambiar este mundo nuestro poniendo mi grano de arena, que bien podría hacer la diferencia. Amén.

 

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email