Jesus

Evangelio del día: “No podían comer”

Oración del sábado

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Puesto en tu presencia, Señor, imploro la luz de tu Espíritu Santo para que me ilumine en este momento de oración. Concédeme interiorizar tu Palabra de modo que pueda seguirte con cada vez mayor fidelidad.

Acto penitencial

Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día.

Perdóname, Buen Señor, por mis faltas y pecados. Sé que soy débil pero también sé que tu misericordia y tu amor son siempre más grandes que mi pecado.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día: “No podían comer” Mc 3,20-21.

De vuelta a casa, se aglomeró otra vez la muchedumbre de modo que no podían comer. Se enteraron sus parientes y fueron a hacerse cargo de él, pues decían: “Está fuera de sí”.

Lectura espiritual breve

Esta meditación te ayudará a profundizar el sentido del Evangelio:

Nos encontramos con un pasaje del Evangelio muy pequeño. Apenas dos versículos nos dan cuenta de algo muy importante: Jesús tiene una jornada de evangelización tan intensa que apenas tiene tiempo para comer; sus parientes consideran que la actividad que realiza denota que está fuera de sí, es decir, loco.

Jesús cumplió en cada instante de su vida la misión que recibió de su Padre. Su entrega fue total, pues buscaba la salvación de todos los hombres. Y Cristo, sabiendo la responsabilidad que tenía y teniendo un amor infinito hacia el Padre, no dudaba en sacrificar nada para cumplir su tarea. Su entrega debió ser tal que, hasta cierto punto, es comprensible que sus parientes, al verlo, dijeran “está fuera de sí.” Contemplar el ejemplo de Cristo en esa “locura” por hacer el bien a los que nos rodean, es inspirador para nuestra vida y nos recuerda también la sentencia de San Pablo: “Ay de mí si no predico el Evangelio”.

Breve meditación personal

Haz silencio en tu interior y pregúntate:

1.- ¿Me entrego sin reservas a la misión que Dios tiene para mí?

2.- ¿Es el amor el motor y el motivo de mi apostolado?

3.- Cuándo encuentro incomprensión por parte de familiares o amigos, ¿cómo reacciono?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias, Jesús, por el ejemplo que me das. Ayúdame a ser cada vez más como Tú. Y, por sobre todas las cosas, infunde en mi corazón ese amor infinito al Padre que te llevó a entregarte sin reservas a llevar a cabo su obra.

Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones.

 Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

Encomendémonos a nuestra Madre rezando:

Madre del Redentor, Virgen fecunda
puerta del Cielo
siempre abierta,
estrella del mar
ven a librar al pueblo que tropieza
y se quiere levantar.

Ante la admiración
de cielo y tierra,
engendraste a tu Santo Creador,
y permanecés siempre Virgen,
recibe el saludo del ángel Gabriel
y ten piedad de nosotros pecadores.

Amén

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: