lampara

El ejercicio de la oración

Este texto recoge algunas recomendaciones prácticas de Romano Guardini para el ejercicio de la oración. Esperamos que te ayuden!

“Del ejercicio de la oración debemos hablar aquí. Consiste, ante todo, en dedicar a ello determinados momentos del día: por la mañana, antes del comienzo de las tareas cotidianas, y al anochecer, antes de entregarse al descanso nocturno. Aparte de esto, cada uno debe ver lo que para él le conviene más, lo que le es posible y lo que le piden las costumbres del ambiente en el que vive; por ejemplo, la oración antes y después de las comidas, el rezo del Ángelus al sonar las campanas, unos breves instantes de recogimiento antes del trabajo, una breve visita a la iglesia que encontramos en el camino. Este ejercicio exige también practicar la oración con la postura exterior y la actitud debidas. Requiere, asimismo, recogimiento antes de comenzar la oración”.

El texto fue tomado de: Introducción a la vida de oración, Palabra 2012, pp. 30-31.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: