Road

Cuando el camino estrecho no es corto…

Por Kenneth Pierce

San Pedro nos invita a añadir a nuestras virtudes una valerosa tenacidad fundada en la esperanza. Sucede que cuando vamos avanzando, incorporando virtud sobre virtud, vamos descubriendo que alcanzar la santidad no es un proceso rápido. Por el contrario, se trata en la gran mayoría de veces de un camino de largo aliento.

El camino estrecho que debe atravesar el que recorre los senderos de la santidad no es usualmente una ruta corta para triunfar súbitamente, sino un largo combate que debe ser sostenido con un esfuerzo grande y con perseverancia. La gracia de Dios opera en nosotros de modo maravilloso, pero siempre existe el peligro de que no colaboremos con los dones que gratuitamente el Señor nos concede y perdamos el aliento o la valentía, caigamos en la tibieza y la mediocridad, o sucumbamos a la tentación del desaliento ante las adversidades que no faltan en la vida.

Que ello no ocurra es esencial. La perseverancia o esperanzadora tenacidad es, por tanto, algo que el cristiano jamás puede perder, y que, por el contrario, debe procurar aumentar en sí. Las dificultades, como sabemos, pueden venir del exterior, pero también en muchísimas ocasiones estos obstáculos vienen de nuestro propio interior.

San Pablo, profundo conocedor de las contradicciones que alberga el interior de la persona, sabía bien de las tribulaciones que afligen a los que emprenden el seguimiento de Cristo. Las contradicciones que hay que soportar con paciencia no provienen sólo de acontecimientos externos. La realidad de la Cruz que se hace presente en la vida es inherente a la condición de cristiano.

Quien vive con confianza y esperanza en el amor de Dios, que nunca falla, sabe salir al encuentro de las dificultades ­–cualesquiera que estas sean– y seguir luchando y avanzando, sin perder firmeza en sus compromisos y su deseo por ser santo.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
A %d blogueros les gusta esto: