¿Quieres conocer la intimidad de Dios?

Por Kenneth Pierce

San Pedro coloca la caridad como cima de su “escalera espiritual”, y la orienta al conocimiento y encuentro con el Señor Jesús. ¿Qué significa esto? Significa que, a diferencia de otras áreas del saber, uno puede teorizar mucho sobre la caridad, pero solo la comprenderá auténticamente quien la vive.

Significa además que la caridad nos permite conocer y comprender –dentro de los límites de nuestra humanidad– a Dios. Dios es amor, y en ese sentido, quien vive y comprende qué es la caridad, conoce más profundamente a Dios.

San Pedro, entonces, decía algo muy cierto cuando ponía a la caridad en la cima de la escalera espiritual, y añadía que así llegaríamos al conocimiento superior del Señor Jesús, y por tanto, de Dios. No estaba hablando de un conocimiento meramente teórico, sino de aquel más profundo que nos da, por ejemplo, el encuentro cercano con una persona.

A partir de la fe, transformado por la gracia y con los ojos del corazón “iluminados” por la caridad, el cristiano es introducido en el misterio de lo divino, conociendo en la vivencia del amor la intimidad de Dios.

Solo la caridad puede dar esta inteligencia del misterio de Cristo. Donde nuestra razón se ve limitada, la caridad es capaz de acercarnos a lo más profundo de Dios, y comprender mucho mejor su misterio de amor.

Quien vive la caridad, entonces, conoce la intimidad de Dios.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email