Oración del sábado: “Todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”

plantilla-mividaenxto

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial

Buen Jesús, Tú me conoces y sabes de mis grandezas y también de mis caídas. Me conoces más que ningún otro y sabes que tengo un deseo muy grande de seguir fielmente tus pasos. Te pido que esta oración me llene de fuerzas para vivir el combate de la vida cristiana y que renueve mis deseos de ser santo.

Acto penitencial

– (Hago en silencio un breve examen de conciencia de mi último día).

Sé también Jesús que no es fácil seguir tus pasos. Muchas veces me veo tentado y me dejo vencer por el mal. Te pido perdón Señor por esas caídas y con humildad te ruego que me des las fuerzas para que en mis caídas no me deje vencer por el desaliento, sino que siga luchando fielmente por ser santo.

Lectura Bíblica según el Evangelio del día: “todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado” (San Lucas 14,1.7-11).

Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. Y al notar cómo los invitados buscaban los primeros puestos, les dijo esta parábola: “Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: ‘Déjale el sitio’, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar. Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: ‘Amigo, acércate más’, y así quedarás bien delante de todos los invitados. Porque todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”.

Lectura espiritual breve

Te invitamos a reflexionar con este breve texto del Padre Sebastián Correa:

En la regla de San Benito se enseña un hermoso concepto que podríamos resumir así: para subir la escalera que lleva al Cielo, debemos bajar por la escalera de la humildad. Esta es una de las grandes paradojas evangélicas. Queremos ser grandes, queremos llegar al Cielo y ser felices para siempre. Y para serlo debemos vivir la radicalidad de la humildad. Esta humildad no debe convertirse en un tratarnos mal a nosotros mismos, sino por el contrario, es vivir con autenticidad la verdad de quiénes somos. Eso implica que reconozcamos quién es Dios y cómo nos debemos a Él. A su vez, quién es mi prójimo, y cómo todos tenemos una misma dignidad en Nuestro Señor Jesucristo. Y de ese modo, descubriremos quiénes somos, con nuestras miserias y grandezas, para que así, apoyados en la gracia de Dios, podamos disponernos para dar en nuestra vida mucho fruto en Él.

Breve meditación personal

– (Haz silencio en tu interior y pregúntate:)

1.- ¿Qué es la humildad para mí?
2.- ¿Qué puedo hacer para vivirla mejor?

Acción de gracias y peticiones personales

Gracias Jesús por esta oración. Gracias por mostrarme cuán importante es ser humilde y andar diariamente en la verdad. Ayúdame a mirarme con tus ojos misericordiosos para que no me mire a mí mismo con los ojos del mundo, creyendo a veces que soy lo máximo, u otras que no valgo nada. Sino que con tu mirada entienda que he sido hecho por tu amor sobreabundante, y esa es mi mayor grandeza.

Amén

– (Si quieres, puedes pedirle al Señor por tus intenciones).

 – Reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria…

Consagración a María

–  Pidámosle a María que nos acompañe siempre:

Salve, Reina de los Cielos
y Señora de los ángeles;
salve raíz, salve puerta,
que dio paso a nuestra luz.

Alégrate, Virgen gloriosa,
entre todas la más bella;
salve, agraciada doncella,
ruega a Cristo por nosotros.

D: Que con el auxilio de tan dulce intercesora,

T: seamos siempre fieles en el terreno caminar. Amén

+  En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email