Oración constante y confiada

Compartimos con ustedes algunos extractos de la Catequesis del Santo Padre el día de ayer:

  • Así ha de ser nuestra oración: «asidua, solidaria con los demás, plenamente confiando en Dios, que nos conoce profundamente y cuida de nosotros hasta tal punto – dice Jesús – que «hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. Así pues no tengáis miedo…» (Mt 10, 30-31)».
  • «Con la oración constante y confiada, el Señor nos libera de las cadenas, nos guía para atravesar cualquier noche de cautiverio, que puede atenazar nuestro corazón, nos da la serenidad del corazón para hacer frente a las dificultades de la vida, aun el rechazo, la oposición y la persecución».
  •  «La oración constante y unánime es un instrumento precioso también para superar las pruebas que puedan surgir en el camino de la vida, porque estando profundamente unidos a Dios, nos permite también estar profundamente unidos a los demás».

Comentarios

Comentarios

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email